EQUO Almería y las Elecciones Municipales (por Mar Verdejo Coto)

Mar Verdejo Coto

Mar Verdejo Coto

Tiempo de compromiso es el lema elegido por EQUO Almería y por ciudadanos independientes para estas elecciones municipales, con un programa participativo confeccionado por más de treinta colectivos vecinales, sociales, económicos y medioambientales.

EQUO Almería, como resaltó el cabeza de lista Manuel Pérez Sola en la televisión municipal Interalmería, “apuesta por empleo de calidad basado en actividades como las energía renovables, la gestión de residuos, la rehabilitación de edificios, la pesca y la agricultura como modelo de soberanía alimentaria”. Miriam Cupido, número dos de la lista y como independiente, insiste en que en el programa de EQUO se apuesta por la solidaridad y lucha contra la exclusión, priorizando presupuestariamente el diseño de una estrategia local y la falta de vivienda y empleo. El Ayuntamiento de Almería en el 2015 aprueba por unanimidad, a un mes de las elecciones municipales, un suministro mínimo vital de agua a las familias en riesgo de exclusión social, después de permitir centenares de cortes de agua. Mientras que ONGs, como Cruz Roja, afirman que han triplicado sus atenciones entre 2009-2014 a personas en situación de exclusión, la concejala de Asuntos Sociales devolvía el año pasado 400.000€ por no encontrar familias necesitadas. El mismo año, el partido del gobierno municipal rechazaba una moción presentada por la PAH para declarar Almería libre de desahucios. Unas políticas sociales donde las personas no son lo primero. Para optimizar la gestión local, EQUO Almería se compromete a revisar todas las licitaciones y contratas del ayuntamiento, según criterios de justicia social y sostenibilidad financiera, remunicipalizando los servicios públicos básicos. Apostamos por una economía sostenible, favoreciendo la producción y el consumo de proximidad; el turismo respetuoso con el medio ambiente y el uso de energías 100% renovables. El municipio de Almería tiene que hacer otro modelo de ciudad; una ciudad amable que atienda a las necesidades de las personas, respetuosa con el medio y con equidad entre sus barrios, con una movilidad que priorice las personas frente al tráfico y promoviendo espacios verdes en la ciudad demandados por la ciudadanía, como el Parque Periurbano de La Molineta. Tal y como se lleva practicando decenios en otros municipios europeos; el municipio de Almería tiene que fomentar la participación y la democracia real, involucrando a los ciudadanos y ciudadanas de forma activa en los procesos de decisión y elaboración de las políticas del ayuntamiento, como por ejemplo los presupuestos participativos. Desde EQUO Almería abogamos por nuevas experiencias en la vida urbana, para poner en valor actividades como los huertos sociales comunitarios o el desarrollo de monedas locales. Experiencias que se llevan haciendo en otros municipios también adscritos a las redes URBAN, en el que ya está incluido nuestro municipio. Almería tiene una deuda pendiente con su cultura y los artistas almerienses, para lo que desde EQUO apostamos por fomentar los espacios públicos para acercar la creación y difusión artística a toda la ciudadanía. En el Ayuntamiento de Almería tiene que haber un vuelco en transparencia y anticorrupción: transparencia en los procesos de diseño, ejecución y evaluación de las políticas municipales, puesto que es el segundo menos transparente de España, según el último estudio del 2014 de la organización “Transparencia Internacional”, basado en más de ochenta indicadores; ser unos de los más transparentes es posible ya que los medios digitales ya lo permiten.

Almería, tiene grandes retos que afrontar sin dilación: “la transición energética de nuestras sociedades hacia un modelo basado en el ahorro, la eficiencia y las renovables”, como resalta nuestro compañero y eurodiputado Florent Marcellesi. No hay tiempo que perder.

Comentarios cerrados.