EQUO Almería propone acabar con la austeridad en la Ciencia

Calar-AltoEl Centro Astronómico Hispano-Alemán del Calar Alto, gestionado por el Consejo Superior de Investigación Científica (CSIC) y la sociedad alemana Max Planck, está de nuevo, en el ojo del huracán.
En estos momentos hay en marcha conversaciones y acuerdos para mantener un presupuesto cercano a los 2,2 millones de €, que suponen, en la práctica, mantener el presupuesto de 2013. Un presupuesto que supuso poner en peligro el futuro del Observatorio de Calar Alto (Almería), una instalación de vanguardia en la observación astronómica y con gran arraigo en el territorio. En esta ocasión, habrá que esperar hasta junio, momento en el que se volverá a abordar el futuro del Centro.
La formación política Equo Almería rechaza los recortes de más de un 30% en el presupuesto nacional en investigación y desarrollo llevado a cabo en los tres últimos años, y a los que se suma el retraso en los pagos y las resoluciones de la convocatoria de proyectos de excelencia de la Junta de Andalucía, lo que agrava la situación de los investigadores y abre las puertas a una fuga de cerebros de gran magnitud.
Desde EQUO exigen que el gobierno central y la Junta de Andalucía cumplan su compromiso con la investigación, expresado en la ley de ciencia aprobada en 2012 (“el modelo productivo español… se ha agotado, con lo que es necesario impulsar un cambio a través de la apuesta por la investigación y la innovación”), y que reoriente su política de inversión en ciencia, que está poniendo en grave riesgo el tejido científico y sitúa al país al borde de una fuga de cerebros multigeneracional.
EQUO propone acabar con la austeridad en Ciencia. Defiende la investigación y ciencia como la clave para reformar la economía y encontrar salidas sostenibles a la crisis. Invertir en I+D ahora es una apuesta inteligente, de futuro, que rejuvenece el sistema y el país, y atrae talento joven. Mantener a los buenos investigadores y profesionales en España va a suponer a medio y largo plazo grandes beneficios, tanto sociales como económicos. Por eso abogan por pasar del 1,33% del PIB actual al 3%, por encima de la media europea del 2,3%, con el objetivo de superar el atraso heredado y hacer del conocimiento una fuente de riqueza y bienestar.

Comentarios cerrados.