El Grupo de Apoyo a EQUO en el Poniente de Almería considera obligatoria una transición hacia un modelo sostenible e inclusivo de la movilidad en el municipio de Roquetas de Mar.

Durante esta semana se celebra la Semana Europea de la Movilidad cuyo lema de este año es «¡Muévete por un Aire más limpio!». El partido EQUO apoya sin cortapisas este tipo de celebraciones, aún sabiendo que muchas de las instituciones que se adhieren a esta convocatoria no comparten el propósito de una movilidad eficiente, saludable y ecosostenible, sino que buscan aparentar un compromiso que no demuestran en sus políticas ni en el día a día de las administraciones. Mar Verdejo, portavoz provincial declara: “Nos alegraría que en esta ocasión se pasara de la celebración a la acción, respondiendo a las necesidades reales de la población de nuestro municipio y considerando la opinión de la ciudadanía, apostando por un cambio de hábitos que ha de ser promovido e inculcado desde el Ayuntamiento”.
Como organización defensora de la ecología política, EQUO Almería entiende la movilidad sostenible como herramienta indispensable para hacer de Roquetas de Mar un espacio amable con las personas y respetuoso con el entorno natural.
En opinión de EQUO, habría que remarcar y afrontar 4 líneas de actuación:
• La necesidad de hacer de las calles de Roquetas espacios en los que el caminar sea fácil y no una odisea en la que la persona ha de esquivar obstáculos, salvar riesgos indefinidos por la precariedad de las aceras y vigilar el tráfico salvaje que no respeta ni personas ni normas. En este apartado no se puede olvidar que las personas con movilidad reducida aún ven incrementados estos problemas y son apartadas de la normal convivencia ciudadana en las calles de muchas localidades. Como comprobación, simplemente se puede invitar a cualquiera a coger un simple carro de compra o cochecito de bebé e intentar hacer su rutina diaria.
• El fomento de la bicicleta más allá del uso deportivo o de ocio de la misma. Se ven, poco a poco, algunas infraestructuras ciclistas, pero desde EQUO se pregunta ¿qué unen?, ¿cuál es el objetivo de las mismas?, ¿están pensadas y ejecutadas con criterios de cotidianidad y facilidad?, ¿quién educa a la población para que no caminen o corran por las vías dedicadas a la bicicleta?, ¿dónde están los aparcamientos destinados a este medio de transporte? Para esta formación política las ciudades que apuestan por este tipo de movilidad mejoran el aspecto de sus calles, la salud de sus ciudadanas y ciudadanos y la eliminación de ruidos y contaminación.
• Desde el Ayuntamiento de Roquetas se debería facilitar la transición del automóvil privado basado en el consumo de hidrocarburos hacia la electrificación de la flota. Para ello sería necesario dar ejemplo con el cambio del parque móvil del propio Ayuntamiento. También se podría ver la posibilidad de aplicar rebajas en los impuestos locales para los vehículos eléctricos. Y, por descontado, EQUO es partidario de implantar todas aquellas medidas que de forma colectiva se entienda que favorecerían una movilidad más sostenible.
• Por último, pero no menos importante, según EQUO hay que analizar y mejorar el transporte público de Roquetas. En su opinión el municipio tiene unas características que hacen indispensable que se desarrolle un sistema público de movilidad, a saber: su extensión y dispersión, el gran número de personas que lo pueblan, la necesidad de muchas personas de trasladarse a Almería o El Ejido para desarrollar su trabajo. Habría que realizar un proceso participado para ver las prioridades y los actuales problemas (de índole económica, de accesibilidad, de mejora de la flota, de periodicidad, de seguridad,…)

En definitiva, desde EQUO opinan que Roquetas de Mar debe ser un municipio más amable con las personas y dedicar sus espacios públicos a la convivencia y no al mal humor y la negatividad, así como a la pérdida de salud, de un urbanismo centrado en el automóvil privado. Y para ello proponen una idea concreta: más participación y diálogo.

Comentarios cerrados.