ALMERÍA YACIMIENTO DE GEORECURSOS (por Mar Verdejo Coto)

Foto Mar VerdejoEl día que conocí al pintor realista Antonio López, en la puerta de la Diputación de Almería, al enterarse sobre mi profesión me preguntó lo siguiente: ¿Qué te dicen las montañas? Al lector le diré que soy Ingeniera y Paisajista, y que él venía de hacer el trayecto por carretera desde Olula del Río hasta la capital a través del Collado García. Llegó conmocionado por el paisaje desnudo de nuestras montañas. Un año después en la publicación “La honda presencia” comienzo contestándole así: “El diálogo con las montañas en Almería se hace en un lenguaje casi imperceptible… Aprendemos con ellas a conversar entre miradas…. Hacen de guías marcándonos los caminos y antiguos senderos, formando un gran escenario sobrio, en el que, a los autóctonos nos cuesta sentirnos reflejados…”
Nuestra geología, patrimonio geológico, paleontológico, arqueológico y minero son grandes ventanas a nuestra historia, tanto de los procesos naturales como históricos. La provincia, en esta materia, tiene un gran valor, hay una alta geodiversidad. La geología en el entorno árido almeriense tiene un valor añadido para la observación e investigación directa: están desnudas de vegetación. Numerosas universidades nacionales e internacionales vienen a estudiar nuestro territorio, así pues la geología es básica para entender el funcionamiento de la naturaleza y sus procesos. Tenemos territorios ya reconocidos y divulgados, como la Cuenca de Almería – Níjar, con el Cabo de Gata, que es uno de los pocos Geoparques de Europa con elementos muy conocidos como: playas y dunas fósiles, salinas, volcanes, minas de Rodalquilar, etc. La zona de la Cuenca de Sorbas, con las zonas kársticas y sus playas fósiles a la cabeza, y en la Cuenca de Tabernas: el relieve en el entorno al Cerro Alfaro o la erosión en túnel entre otros. Pero hay mucho aún por inventariar y catalogar para poder declararlos lugares de interés geológico (LIGs) y que aparezcan en el Inventario Andaluz de Georecursos. Destacar el volcán y rambla de la Granatilla, la Isla de los Terreros y la Lamproita de Cabezo de María en Antas que son unas rocas únicas formadas por un fenómeno único.
Nuestra Madre Tierra, con la que nos cuesta reconciliarnos, se convierte de nuevo para sus hijos, en una aliada en los momentos difíciles porque puede ser generadora de empleo verde ligado al ecoturismo que cada vez está más en alza. Tenemos que comprometernos cada uno de nosotros a conocerla y singularizarla; tomar las medidas de protección y ponerla en valor. Hay que comprender que la naturaleza es única.

Un comentario

  1. Angel Iglesias Cuesta

    No soy de Almería, paso aquí el invierno y puedo decirte Mar (que nombre más evocador y dulce), que hace unos días hice el recorrido Almería-Rodalquilar-Isleta del Moro, Las Negras, y al adentrarme en esa tierra “árida”, me encontré bien, muy bien, algo de esa Nuestra Madre Tierra penetraba en mi interior y creaba una armonía en mi estado anímico que produjo la necesidad de abrazar a mi pareja, disfrutar de la belleza apabullante desde el Mirador de las Amatistas y di gracias por estar vivo en. esta vuestra tierra de Almería, gracias Mar.

No se admiten más comentarios