19/02/12 Artículo de opinión EQUO ANDALUCÍA, LA ALEGRÍA DE UN NUEVO PARADIGMA POLÍTICO

 José Gabriel Criado Fernández

 

Este fin de semana se ha celebrado en Granada la I Asamblea de EQUO Andalucía. Este hecho, de apariencia normal en el juego democrático occidental de libertades políticas, puede pasar como otra noticia más, como un suceso ordinario que va a quedar tapado por los titulares de los medios de comunicación que obedecen a la voz del amo o de la jefa,  pero en realidad no es así. La constitución de EQUO Andalucía contiene una sorpresa de peso.

Nuestra sociedad occidental empezó a cambiar en los años de 1960, a nivel masivo, de forma de pensamiento a partir de dos sucesos aparentemente sin relación, pero imbricados y empujados por la Declaración Universal de los Derechos Humanos en la ONU: El Concilio Vaticano II y la Revolución Hippie. Estas dos fuerzas nos llevaron a respetar el derecho de cada persona a vivir su vida como crea conveniente, económicamente, sexualmente, normalización de una sociedad humanizada, y no mercantilizada, que de forma natural se hacía intercultural y mestiza.

Coincidiendo o surgiendo de este maravilloso empuje nos llegaron Thomas Merton, Amnistía Internacional, Martin Luther  King, la Revolución de Mayo de 1968 y Greenpeace abriendo la conciencia social y generando una nueva forma de entender la vida y nuestras relaciones. Es decir, se rompió una vieja idea que nos imponía vivir en rebaño bajo la vara de las tiranías religiosas y políticas y entendimos colectivamente que podíamos vivir en libertad y felices.

Un paso importante fue organizar socialmente estas nuevas creencias, este nuevo paradigma. Y así llegó a la política el reconocimiento de las libertades individuales y sociales como un derecho imprescindible.

En España ha cristalizado esta energía en la reciente conformación de EQUO, un partido político que rompe la vieja creencia de la pelea izquierda-derecha para integrar a todas las personas que anhelan mantener un planeta habitable dentro de una sociedad equitativa y solidaria.

Desde esta perspectiva, ésta es la sorpresa, significa un maravilloso regalo para Andalucía la creación de este nuevo espacio político integrador, ecológico y solidario como es EQUO. Una nueva concepción para entender la política se nos presenta en las propuestas de organización social que define EQUO.  Una nueva forma de entender la política en Andalucía porque Andalucía necesita avanzar con nuevas ideas y no con viejas fórmulas que ya han quedado obsoletas.  Las andaluzas y los andaluces, en las libertades individuales, en las empresas y en la sociedad necesitamos mirarnos a los ojos, sonreír, y avanzar en la creación de nuestra propia sociedad de forma libre, humana y digna.

EQUO Andalucía invita a las personas, a las asociaciones, a los colectivos sociales, a respirar el aire puro de la ilusión por la vida en un entorno natural y a compartir la felicidad que significa participar en el mantenimiento de la justicia social y la dignidad personal. A la sorpresa continua de vivir con alegría. No te lo pierdas, porque tú sí importas.

Comentarios cerrados.