01/05/12 EQUO Almería anima a la sociedad a manifestarse contra el Gobierno

La tradicional manifestación del 1 de Mayo este año tiene más sentido y se prevé masiva y contestataria porque las leyes que el Gobierno está imponiendo, sin acuerdo con los agentes sociales, están situando a España hace un siglo, antes de los años de 1930 cuando aún imperaba el caciquismo y la clase trabajadora subsistía pidiendo de puerta en puerta por las casas de la gente rica.

 

Con la pérdida de los derechos laborales conquistados por las trabajadoras y trabajadores desde finales del siglo XIX y con la privatización de los servicios públicos básicos, como son la Educación y la Sanidad, este gobierno español de derechas está saliéndose del marco de la derecha democrática europea instaurando una política fascista y totalitaria. Tengamos en cuenta que la derecha española no hizo la revolución burguesa ni ha superado ni condenado la dictadura franquista.

 

Así, se está desenmascarando la política económica regresiva que está aplicando el Gobierno de España como un instrumento ideológico destinado a favorecer a los lobbies a costa del lomo de la clase trabajadora, con el fin de crear una casta social privilegiada que ordene y mande sobre una gran masa de personas consideradas únicamente como instrumentos de la producción y sin derechos sociales ni sanidad ni educación.

 

Para más error, este gobierno del PP, en contra de las políticas integradoras de Alemania por ejemplo, está intentando culpar a los trabajadores y trabajadoras inmigrantes de apropiarse de los derechos sociales y, hecho muy grave, está legislando con la intención no declarada de forzar la salida de este colectivo de España. Esto es gravísimo dado que la población española está muy envejecida y se corre el riesgo de que a medio plazo falle el sistema de la Seguridad Social por falta de personas trabajadoras que coticen. Pero lo peor es que esto lo sabe el PP y lo está utilizando para terminar de privatizar la Sanidad.

 

Toda esta serie de plagas se complican aún más, según declara Mar Verdejo “porque el Gobierno está fomentando que emigren de este país las mujeres y hombres jóvenes cuando no dedica financiación ni a la Educación ni a la Investigación ni a la creación de empleo, y con el extremo de quitarles la cobertura sanitaria”.

 

Ante estas políticas de señoritos, el PP está consiguiendo unir en su contra a la izquierda política, al movimiento sindical y a los colectivos ciudadanos, que ven impotentes cómo el propio Gobierno dinamita las bases del estado de bienestar en contra de las personas y a favor de las multinacionales.

 

La gente no está dispuesta a permitir esta regresión caciquil por motivos ideológicos de la derecha más intransigente de Europa, precisamente cuando en la Comunidad Europea se clama por una política económica totalmente contraria a la del PP, y la gente está dispuesta a sostener este modelo social, aunque para ello tenga que caer el Gobierno.

 

Comentarios cerrados.